EuropaNova – Celsius Europa

A petición de una Federación Europea

allianoiPor iniciativa del think-tank EuropaNova y en colaboración con la Asociación Celsius Europa, una nueva generación está reclamando a los líderes europeos para que se responsabilicen de la salida de Europa de la crisis y que se comprometan con la creación de una federación europea. Los primeros firmantes de este manifiesto son jóvenes que ocupan cargos de responsabilidad en ONGs, representación política, dirección en empresas, cultura además de periodistas e intelectuales de quince países miembros de la Unión Europea.

Manifiesto: El despertar de una nueva generación de europeos

Es ahora y no dentro de diez años el momento en el que el destino de quinientos millones de europeos y el futuro modelo de nuestras sociedades están en juego. ¿Tendremos los europeos la valentía, la determinación y la energía para convertir Europa en una gran potencia democrática? Este es el desafío al que nos enfrentamos, mientras el mundo se transforma con rapidez.

En tan solo una década, Occidente ha perdido el liderazgo en el proceso de globalización. Nuevas interdependencias globales han aparecido en este mundo mutante en el que las potencias emergentes, algunas del tamaño de continentes, han cambiado el equilibrio del poder mundial. Es el surgimiento de un nuevo mundo. Y con él, una nueva generación de europeos comprometidos está siendo más consciente de la necesidad de repensar juntos el futuro y los intereses generales de Europa.

¿Nosotros, como europeos, podremos demostrar que los pueblos vecinos que comparten los mismos valores fundamentales pueden reinventarse y considerar su unidad de forma democrática para encontrar una salida a la crisis?
¿Podremos encontrar la forma de canalizar el capitalismo hacia el servicio a la sociedad?
¿Podremos reinventar nuestras capacidades para producir e innovar?
¿Seremos capaces de enfrentarnos a los retos del cambio climático y el desarrollo sostenible?
¿Reinventaremos una sociedad justa que integre a hombres y a mujeres de varias generaciones a lo largo de su vida?
¿Tendremos éxito en asociar a los jóvenes, a la cultura y el conocimiento mutuo en el corazón de nuestro proyecto?
Es una gran empresa: nada menos que una nueva visión de Europa y del mundo.

A fin de hacer frente a estos desafíos históricos, debemos primero ocuparnos de una emergencia: conseguir una solución sostenible a la crisis que el “Viejo continente” está sufriendo y que aniquila la confianza, alimenta el populismo y amenaza a los sesenta años de integración europea. Esta crisis pone de manifiesto tanto la insuficiencia del sistema intergubernamental europeo de toma de decisiones, como su estado de falta de preparación. Así mismo existe una profunda carencia de visión común y liderazgo entre los responsables europeos. Hay una emergencia para crear juntos una nueva soberanía –esta vez colectiva- para devolver el crédito a la acción política.

Para ello, acordemos un gobierno para la zona Euro, con todos los países que quieran unirse: un gobierno que no solo supervise los presupuestos nacionales sino que tenga la ambición específica de hacer converger las políticas fiscales y sociales; un gobierno que será impulsado por el crecimiento, la innovación, el empleo y una genuina capacidad para invertir juntos. Este gobierno definirá conjuntamente una federación europea que se constituirá en el momento propicio en el que todos los estados miembros estén preparados para hacerlo. Será controlado de forma democrática. A corto plazo, sugerimos una asociación activa entre el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y los parlamentos nacionales, con un estatus de igualdad entre los estados miembros, para combatir la crisis.

Más allá de la emergencia, el momento de remodelar la democracia europea e implicar a los pueblos y ciudadanos europeos en este proyecto, ha llegado. La civilización europea está en el orígen de conceptos como el estado-nación, la república y la cooperación intergubernamental institucionalizada. Es el momento de crear una democracia europea transnacional, que promueva la diversidad de nuestras culturas y las diferencias individuales de cada estado miembro. En los países europeos, se están alzando voces para alertar sobre la insuficiencia de nuestros modelos actuales.

Pages: 1 2

You may also like...